Advierten riesgos de accidentes eléctricos en telecabinas de Kuélap

195
La actual operación del Sistema de Telecabinas, NO pone en riesgo a los nuestros visitantes, ni al sistema. No son exactas las afirmaciones realizadas por la CGR. Nos parecen tendenciosas y desinforman a nuestros usuarios.

La Contraloría General alertó al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) sobre riesgos de accidentes eléctricos y la falta de mantenimiento de la infraestructura y bienes en el Sistema de Telecabinas de Kuélap (Amazonas), que evidencian que el supervisor del proyecto no cumple a cabalidad sus labores de supervisión de la ejecución de las obligaciones del concesionario establecidas en el contrato de concesión.

Además, el mantenimiento de la vía de acceso al sistema se encuentra suspendido desde el 2018, a pesar de la retribución económica que percibe el concesionario. Estas situaciones van en detrimento de la seguridad de las personas que laboran en el lugar, y de la salud y servicio que se brinda a los usuarios.

El proyecto es una asociación público-privada (APP) ejecutada bajo la modalidad de concesión, con una inversión referencial de 21 millones 113,965 dólares cuyo contrato por el plazo de 20 años fue suscrito por el Mincetur como concedente el 2014.

Comprende la estación de embarque (ubicada en el centro poblado de Tingo Nuevo), el andén de salida, el andén de llegada, una vía de acceso de tres kilómetros entre la estación de embarque y el andén de salida, y el sistema de transporte por cable con 26 telecabinas con capacidad para ocho personas cada una. Las obras se iniciaron en agosto del 2015 y concluyeron en noviembre del 2016 para luego iniciarse el periodo de operación.

El proyecto contribuye a incrementar la actividad turística hacia el complejo arqueológico de Kuélap, que pasó de tener 56,000 visitantes en el 2016 a 103,000 un año después, con lo que se incrementó la llegada de turistas en 84 %, según la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión).

La comisión de control evidenció que al interior de la oficina administrativa del andén de llegada se encuentra instalado un transformador de 25 kVA (kilovoltiamperios) con el riesgo de contacto para el personal que labora ahí y las personas que acuden al área. En ese lugar también se observó un gabinete electrónico con la puerta abierta y cables expuestos.

De la revisión de las actas remitidas por el Mincetur, se evidenció que el supervisor verifica de manera aleatoria las labores de limpieza diaria del concesionario en las zonas circundantes a la estación de embarque, andenes y accesos, así como de las instalaciones y equipamiento electromecánico, pero no con la periodicidad exigida en el contrato de concesión.

Asimismo, no se evidenció que el Mincetur haya realizado acciones para que el concesionario reinicie la obligación del mantenimiento rutinario y periódico del tramo de la vía de acceso de tres kilómetros entre la estación de embarque y el andén de salida, suspendido desde agosto del 2018, pese a que se remunera al concesionario la totalidad de la retribución por mantenimiento y operación (RPMO).

En un recorrido por esa ruta, se evidenció que las cunetas (zanjas a los lados de la vía para evacuar agua de lluvia) se encuentran obstruidas por escombros de piedras y vegetación que podría afectar el normal funcionamiento del drenaje. Esta situación podría generar deterioro de la vía, lo que afecta el servicio y la seguridad de los usuarios.

La Contraloría General recomendó a las autoridades del Mincetur adoptar las acciones pertinentes, a fin de superar las situaciones y riesgos identificados por el control concurrente, y garantizar el logro de los objetivos del contrato de concesión en beneficio de los usuarios.

Al respecto, el Mincetur respondió que ha solicitado al concesionario y supervisor adoptar las medidas necesarias para revertir lo revelado por la Contraloría.