Chachapoyas: Comisarías implementarán libro de reclamaciones a solicitud de Defensoría del Pueblo.

437

Para garantizar el derecho al acceso a presentar una queja por una mala atención en las comisarías, la Defensoría del Pueblo realizó una supervisión a 25 centros policiales de la región Amazonas. Lo que se advirtió durante el trabajo de campo fue que en ninguna de ellas se encontró el libro de reclamaciones que por ley debería estar al alcance de toda persona que quiera informar sobre la mala calidad de atención por parte del personal policial.

Es decir, no se encontraban en un lugar visible, y según se observó, estas no tenían el formato que indica la norma. Cabe señalar, que el Libro de Reclamaciones es un registro donde la ciudadanía puede dejar constancia de su reclamo o queja sobre el servicio o la atención de parte, en este caso, del personal de la comisaría.

Otra observación que hizo el comisionado encargado de la supervisión es que dentro de las comisarias no hay una persona encargada de entregar el Libro de Reclamaciones.

Recordemos que todas las instituciones del Estado tienen la obligación de contar con el Libro de Reclamaciones, estos deben ser colocados en un lugar accesible e instalar carteles que informen sobre su existencia, es un derecho de los ciudadanos a solicitarlo. También deben designar mediante resolución a un funcionario responsable del Libro quien deberá coordinar con las áreas responsables de dar respuesta a los reclamos en el plazo establecido.

La Defensoría del Pueblo recomendó al Jefe de la Región Policial Amazonas, adoptar las medidas necesarias para implementar y garantizar que los ciudadanos y ciudadanas puedan acceder al Libro de Reclamaciones, y de esta manera, puedan ejercer su derecho de realizar su reclamo cuando no estén satisfechos o para expresar su disconformidad respecto a la calidad en la atención u orientación que la entidad les haya brindado.

En respuesta a la recomendación el coronel PNP Luis Sanchez, Jefe de la Región Policial, informó mediante un oficio que solicitará la adquisición de 80 libros de reclamaciones para destinarlas a todas las comisarías de Amazonas.

La Defensoría del Pueblo continuará supervisando a las diferentes comisarias PNP que aún deben superar las diferentes deficiencias observadas, además de continuar verificando y supervisando la adecuada implementación del Libro de Reclamaciones; y de la misma forma estaremos promoviendo y difundiendo a la ciudadanía sobre su derecho que tienen para solicitarlo.