Chachapoyas: Contraloría detectó irregularidades en aumento de sueldos en Emusap

39

Contraloría General de la República detecta irregularidades en Emusap

Luego de la gran cantidad de reclamos que viene recibiendo la Empresa Municipal de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Amazonas S.R.L. por parte de la población chachapoyana, la semana pasada recibió la visita de la Contraloría General.

El órgano de control detectó un perjuicio económico acumulado de S/ 954,255.00 en la Empresa Prestadora de Servicio de Saneamiento (EPS)de la ciudad de Chachapoyas debido al incremento irregular de la remuneración básica a trabajadores y la aplicación de multas.

Según el informe de Servicio de Control Específico N° 007-2022-2-0328-SCE, se advirtió que funcionarios y servidores de Emusap, bajo coordinación previa, incrementaron la remuneración básica y el otorgamiento de bonificación por cierre de pacto colectivo a favor de los trabajadores que incluyó a personal ejecutivo con cargos de dirección, lo cual está prohibido en la legislación que regula las remuneraciones y bonificaciones en las entidades y empresas del Estado.

De este modo, los trabajadores se beneficiaron con incrementos de S/ 500 a partir de marzo del 2015, otros S/ 150 desde marzo de 2017 y S/ 300 adicionales a partir de marzo del 2018, de igual manera, se les brindó una bonificación irregular por cierre de pacto colectivo a 34 trabajadores, por el importe de S/ 500 en el año 2018, haciendo un total de S/ 17,000.00.

Asimismo, cabe recalcar que todos estos pagos se realizaron sin contar con la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), ocasionando así un perjuicio económico al Estado por S/ 954,255.00.

En todas estas desviaciones financieras, las comisiones de control encontraron presuntas responsabilidades en un total de 12 personas, entre los cuales hay tres exfuncionarios y dos trabajadores actuales de EMUSAP.

Los resultados de los servicios de control posterior a las EPS de Chachapoyas fueron comunicados a la Procuraduría Pública de la Contraloría General, con la finalidad de iniciar las acciones civiles y se determinen las responsabilidades.

Con estas acusaciones se puede afirmar que la empresa no solo otorga un pésimo servicio a sus usuarios, si no también tiene que rendirle cuentas al estado por todos los presuntos actos ilegales que se vienen procesando en su contra.