Cinco regiones registran más casos de corrupción

200
Cinco regiones registran más casos de corrupción

Las regiones Lima, Áncash, Cusco, Junín y Ayacucho se ubican en este momento como calientes en el mapa de la corrupción por la incidencia y el crecimiento de casos relacionados con este delito, señaló el procurador anticorrupción, Javier Pacheco.

En declaraciones a la agencia Andina, dijo que la Procuraduría elaboró un mapa de la corrupción en función de los más de 51,000 casos que llevan adelante a escala nacional, en que se observa claramente que estas cinco regiones están calientes o en rojo.

En Lima, refirió, investigan 10,555 casos de corrupción, lo que representa el 20.51% del total de casos; le sigue Áncash, con 52,98 casos (10.29%); Cusco, con 3,710 casos (7.21%) y Junín, con 3,051 casos (5.93%).

Sigue Ayacucho, con 2,539 (..93%); Loreto, con 2,122 casos (4.12%); Piura, con 2,067 casos (4.02%); La Libertad, con 1,952 casos (3.79%); Lambayeque, con 1,834 casos, (3.56%); Puno, con 1,772 casos (3.44%) y Ucayali, con 1,717 casos (3.34%).

En regiones

También Huánuco con 1,714 casos, (3.33%); San Martín, con 1,573 casos (3.06%); Arequipa, con 1,453 casos (2.82%), Ica, con 1,290 casos (2.51%); Pasco, con 1,152 casos (2.24%) y Apurímac, con 1,109 casos (2.15%).

Con menos de 1,000 casos figuran Tacna, con 986 (1.92%); Cajamarca, con 962 (1.87); Amazonas, con 917 (1.78%); Madre de Dios, con 866 (1.68%); Callao, con 756 (1.47%); Moquegua, con 741 (1.44%); Tumbes, con 671 (1.30%) y Huancavelica, con 655 casos (1.27%).Precisó que la Procuraduría, pese a las limitaciones, afronta estos casos con autonomía y eficiencia en el marco de sus competencias.

“Hemos estado en Puno, […] Junín, Trujillo y antes en Arequipa, en general, desde la Procuraduría damos las directrices y visitamos las sedes regionales para ver sus necesidades y fortalecer sus labores”, refirió.

El procurador Javier Pacheco precisó que con el proceso de descentralización, iniciado en la primera década de este siglo, hubo una mayor inversión del Estado destinada a las regiones, pero no se han tomado las medidas apropiadas para regular el perfil de los funcionarios encargados de administrar esos recursos, lo que lleva a la desviación de los mismos o a infracciones en el cumplimiento de la norma.

Fuente: El Peruano