Columna | Muchos anuncios, pocos resultados

397
Columna | Muchos anuncios, pocos resultados

Han transcurrido más de 130 días desde que el gobierno central dispuso la emergencia sanitaria en nuestro país, en la región Amazonas cada día los casos positivos y los fallecidos van en aumento; lamentablemente el día domingo 26 de julio se dio a conocer el colapso del Hospital Regional Virgen de Fátima para la atención a pacientes Covid de la región.

Esta noticia ha encendido las alarmas en la región, pues a pesar de ser la capital de la región Amazonas y de ser referencial nuestro hospital, hasta el día de hoy no se terminan los ambientes para pacientes Covid, lo que tanto se temía se está haciendo realidad, la falta de atención a los pacientes por no tener el equipamiento y la infraestructura.

¿Todo está bien?

Durante todo este tiempo hemos visto un sin número de publicaciones por parte del Gobierno Regional hablando del presupuesto conseguido para hacer frente a esta pandemia, pero lo que la población espera con ansias es que ese presupuesto se vea plasmado en obras culminadas al 100% y operativas.

Hasta el día de hoy el presupuesto destinado al Gobierno Regional de Amazonas bordean los 25 millones de soles, los cuales no han sido utilizados de la mejor manera, claro ejemplo de eso es la no recepción de los implementos comprados por presunta sobrevaloración.

Al ver las publicaciones en las redes sociales del Gobierno Regional Amazonas parecería que nuestra región estaría siendo bendecida, recibiendo el apoyo de las autoridades de turno para palear esta pandemia, pero nuestra realidad es otra; muchos profesionales de la salud se encuentran aislados, otros fueron trasladados a hospitales de mayor complejidad y algunos perdieron la batalla contra el Covid.

Ante esta situación critica que están viviendo las provincias de Bagua, Utcubamba y Condorcanqui en Amazonas, algunos profesionales de la salud no se atreven a ir a trabajar a esos lugares, la razón salta a la vista, no sienten el respaldo del gobierno, sobre todo si anuncian como una proeza, el traslado vía a aérea cuando la situación pone en evidente riesgo de muerte al personal de salud infectado.

¿Que hace falta?

Todos tenemos responsabilidad en esto, la población que no respeta el aislamiento social, aquellos que incluso llegan a afirmar que el virus es una farsa y otros que llegan al extremo de organizar fiestas y reuniones.

Si bien es cierto la población en muchos casos no se comporta a la medida de las circunstancias, eso no quita el hecho de que el principal responsable es el gobierno en cualquiera de sus niveles, esta pandemia dejó al descubierto que los cargos públicos de confianza recaen el personas faltos de liderazgo y que los intereses políticos están por encima de la salud de la población.

Sin duda lo que falta en estos tiempos es empatía, no es posible que no se pueda terminar una infraestructura con las facilidades que da un estado de emergencia, no es aceptable que un comando Covid cambie de líder al igual que se cambian los directores de la DIRESA Amazonas.

Conclusiones

Si esto sigue así, seguiremos viendo notas de pesar como si la cuenta de Facebook del Gobierno Regional se trataría de una funeraria, seguiremos viendo a pacientes perder la batalla contra el Covid.

Seguirá el aprovechamiento al estado de emergencia para cerrar tratos con los allegados y sobre todo, veremos como los funcionarios se escudan detrás de frases tontas como: «no alarmen a la población» o «no creen psicosociales», por su lado el pueblo que los eligió seguirá sufriendo mientras los gobernantes de turno siguen pensando: ¿qué me conviene políticamente?