¿Cómo incrementar las ventas? | COLUMNA

193
¿Cómo incrementar las ventas? | COLUMNA

Hace tiempo le comentaba a un amigo, como usuario y como amigo, que tenía un negocio de abarrotes, el por qué debería regularizar el precio de sus productos, pues venderlos con un ajuste del precio llamado ganancia muy por encima de lo normal, generaba una lentitud en el círculo de venta.

Pero…¿A qué llamamos precio normal? Se llama a precios con ganancias ajustadas que les permita ser competitivos y leales entre comerciantes, pero además por ser accesibles a los consumidores. En este caso y aplicado a nuestra realidad como provincia y nuestros distritos, aun creemos que el éxito de venta al poner un negocio, es querer ganar de noche a la mañana inflando los precios aprovechando su existencia única en el barrio, o en zona alejada como era el caso del negocio de mi amigo, que le separaba su negocio de un mercado o zona comercial, donde existe mayor competencia en los precios.

Cosa muy distinta es tener escasez de un producto que no importa la lejanía donde se encuentre tu negocio, el producto esta escaseado por factores externos que indudablemente harán subir su precio, cuyo efecto y afecto será directamente a los bolsillos de nosotros los consumidores y más si estos productos son de primera necesidad.

Pero…¿A qué llamamos productos de primera necesidad?

No son: el aceite, la leche, arroz, azúcar, etc. como solemos decir siempre. Productos de primera necesidad, son aquellos que para cada usuario es prioritario comprar si o si. Un vegetariano definitivamente descarta el arroz, el aceite, el azúcar. Para un carpintero, médico, pastelero, albañil, sus herramientas son de primera necesidad, para un abogado sus leyes. Para ti que estas leyendo seguro tu celular es de primera necesidad.

Si tienes un negocio, no importa la variedad de tus productos o la necesidad del cliente si es que los precios tocan cruelmente a tus bolsillos. Definitivamente el precio de un producto es un factor importante para determinar ganancias favorables a los vendedores y satisfacción a los que consumimos. Mi amigo de la bodega, no atendía cuando cerraba pasado las 9 de la noche, aun sabiendo que cuando alguien te toca la puerta de la bodega por querer una bebida, y si es atendida, la satisfacción sería para ambos.

Una de las bondades de una ciudad, es la calidad en sus servicios, Chachapoyas se está volviendo famoso, aun tiene vuelos, pero sus servicios de atención siguen siendo regulares (poco frecuentes). Tiene agua, pero comenzó a sufrir cortes del servicio. En mi ciudad se come rico pero la atención aún sigue en crecimiento. El ahorro es indispensable pero la circulación del dinero es importante. Si consumes, generas mayor producción, y si generas mayor producción, se incrementa el empleo, y si se incrementa el empleo, hay mayores ingresos y la gente va a gastar, aunque sea en colegios particulares.

Por: Percy Zuta Castillo