En Chachapoyas nos pulimos. En Lima no nos entienden | COLUMNA

431
En Chachapoyas nos pulimos. En Lima no nos entienden | COLUMNA

Carambas: Como hemos pulido nuestro léxico…

Antes catedral, ahora Basílica.

Antes cementerio, ahora campo santo.

Antes quebrada, ahora cauce.

Antes colegio, ahora institución educativa.

Antes salchipaperos, ahora stand de comida rápida.

Antes tienda, ahora boutique.

Antes concejo, ahora palacio municipal.

Antes espectáculo de cohetes, ahora fantasía en el cielo.

Antes animador, ahora maestro de ceremonia.

Antes ceremonia, ahora sesión solemne.

Antes chongo, ahora casa de citas.

Antes en privado, ahora por inbox.

Antes OBE, ahora TOE.

Antes Colegio Mayor, ahora Colegio de Alto rendimiento.

Porque no solo es utilizar sinónimos en su mayoría si no que también la pregunta seria: ¿Cultura o proseria? qué será pero bonito suena.

¿Por qué en Lima, no entendían nuestros léxicos?

Para bajar del colectivo… !Au quellamito te vas cobrando!.

Cuando no querían parar en donde querías…semejante allazón ya me dejaste.

Cuando era tarde… Vamosyaa.

En el mercado… Me vende maíz perla.

En el supermercado… Preguntar ¿dónde está la sección pepino?

Preguntando una dirección… Amiguito esto está a la otra banda o aquishito nomás.

Cuando le decías a tu afán… dame una mucha?

Cuando te enfrentabas… Au simplón no te empales?

Cuando pedias ayuda… Quellamo, puedes quellamarmelo?

Cuando tenías frio… Laiiii.

Cuando aceptabas algo: hoy di.

Cuando te preguntaban a que hora regresarás… oración oración regreso.

Actitud inadecuada… Nos que clas eres di.

Cuando no aceptaban… quenosque quiere.

Cuando explicabas tu malestar de estómago… bombo bombo esta mi barriga docto.

Cuando alguien alardeaba… ve lo que se hace este prosa.

Cuando relatabas tu temor… Lluis se me hacia el cuerpo.

Cuando pedías prestado los SSHH… prestemste su bañito pa pishir.

Te llame y no volteaste… te llame y no te revolviste.

Uf y así un montón de términos que usábamos y sólo nos quedaban mirando, por eso en Chachapoyas es otra cosa, o ya estaremos prosas también.

Por: Percy Zuta Castillo