Hasta siempre Alex, fuiste un guerrero que luchó hasta el final.

2848

Como te voy a olvidar, si contigo compartí innumerables aventuras, si fuiste un compañero de mil batallas, si formaste parte de mi juventud; como olvidarte, si fuimos parte de los “OVUES”.

Todos los que te conocimos sufrimos por tu partida; este día es uno de los más tristes de nuestras vidas y sentimos una enorme pena por tu familia y seres más queridos.

Te recordaré siempre alegre, como aquella vez, cuando estábamos a punto de  jugar un partido de fútbol y dijiste: “Soy un cubito de hielo”, haciendo alusión a tu frialdad en la definición, estoy seguro que esa frase se quedó impregnado en la mente de todos los que estuvimos a tu lado aquel día.

Gran compañero y amigo, guíanos desde donde estés, estoy seguro que es un lugar privilegiado donde ya no hay más dolor y donde reina la paz y la tranquilidad, que para muchos nos es difícil encontrar en esta vida.

Quiero que sepas que tu recuerdo es algo que pervivirá para siempre, nunca nadie nos lo podrá arrebatar, gracias por tu ejemplo de lucha y por tu amistad.

Alexander Ángulo Marena, descansa en paz.