Jorge Tinoco, un profeta en su tierra | COLUMNA

1154

Trabaja en silencio y que el éxito haga el ruido por ti, reza un a frase vista en el Facebook, en este caso no se puede trabajar en silencio, sobre todo si tu actividad principal es la comunicación, emprender un medio digital y convertirla en un proyecto de vida debió haber sido de todas las ideas, la mas alocada y arriesgada, tomando en cuenta todo lo que tendrías que soportar.

Aún recuerdo cuando un periodista, que por aquel entonces dirigía una dirección ligada al turismo, te dijo delante de unas bellas señoritas, “un agradecimiento a Tinoco Producciones, quienes no tan amablemente hicieron el spot del Raymillaqta”, refiriéndose a que habías cobrado por el trabajo, quizá debió decir, vamos eres de Chachapoyas, deberías hacerlo gratis.

También recuerdo la vez que te entusiasmaste al saber que estábamos en la capacidad de transmitir en vivo, para variar, otra vez el Raymillaqta, fuimos al director de turno para ofrecerle la transmisión en el Facebook; como olvidar tu rostro de impotencia y rabia cuando lo escuchaste decir, estamos realizando la gestiones para traer a periodistas de verdad de un canal de Lima.

Si tendría que escribir todas las veces que fuiste menospreciado, publicaría una columna diaria, pero esa no es la idea, el fin de este escrito es hacerte saber a ti y a los que te siguen, que estoy orgulloso porque logras todo lo que te propones, si, lo tengo que hacer yo, quien más lo haría, recuerda, estás en tu tierra y “nadie es profeta en el lugar de donde viene y donde lo conocen”, palabras de alguien a quien tu admiras mucho.

Termino esta columna, agradeciendo a todas y cada una de las personas que te dijeron que no se puede hacer, esa negativa fue la motivación que necesitaste para hacerlo; gracias a eso ahora eres el famoso de la familia, un famoso que tiene miedo antes de un enlace en vivo, tranquilo bro, nadie te preparó para eso, me recuerdas al protagonista del cuento “el portero del prostíbulo”, ¿te imaginas si hubieses sido un periodista de verdad?, yo si, habrías tocado techo y eso sencillamente no es lo tuyo.