Día Mundial de la Lucha contra la depresión: Conoce los 10 principales síntomas y signos

56

La tasa de trastornos mentales en nuestra región ha ido aumentando, según el Minsa más del 20% de la población nacional mayor de 12 años padece de algún tipo de trastorno mental, los más frecuentes son los episodios depresivos.

La depresión es un trastorno metal que se ha potencializado mucho en los últimos tiempos, que requiere ayuda profesional y familiar, si bien es cierto no es una enfermedad visible como muchas otras, pero eso no significa que no sea riesgosa.

Es natural que las personas experimenten momentos de apatía, tristeza y falta de motivación como producto de fracasos, pérdidas significativas o duelo, manifestó el psicólogo de Cedro, Milton Rojas.

Sin embargo, cuando la tristeza es intensa, duradera y prolongada, tiene un impacto negativo en el funcionamiento y la dinámica emocional de la persona, que puede derivar en ideas catastróficas y pensamientos relacionados con quitarse la vida.

Principales síntomas y signos de la depresión:

  1. Ánimo depresivo. Tristeza persistente, evidenciándose casi todos los días.
  2. Ataques de llanto
  3. Aislamiento
  4. Apatía, desgano, pérdida de interés en las actividades, generando alejamiento de las actividades que anteriormente disfrutaba.
  5. Puede haber falta o incremento del apetito.
  6. Insomnio o falta de sueño.
  7. Enlentecimiento al caminar y al hablar. En estos casos puede haber incremento de la actividad motora.
  8. Cansancio, fatiga y falta de energía.
  9. Culpabilidad y cambios de humor.
  10. Ideación suicida, puede ir desde una idea de morir, hasta un plan específico que culmina en la muerte.

Causas de la depresión

En cuanto a la causalidad, Rojas muestra que es multifactorial, hereditario (los familiares directos de la depresión aumentan el riesgo de depresión mayor); del mismo modo, los antecedentes familiares de suicidio y alcoholismo son más comunes en personas que sufren de depresión.

Rojas señaló que es importante recordar que las «buenas intenciones» por sí solas no son suficientes para lidiar con la depresión.