Ecuador: Segundo país latinoamericano en despenalizar la eutanasia

En Perú, la Corte Suprema autorizó en 2022 su aplicación para una mujer que sufre una enfermedad incurable, pero sigue estando penada en la legislación y el caso se consideró como una excepción

Detrás de este fallo de la Corte Constitucional de Ecuador se encuentra la historia de lucha de Paola Roldán, una mujer de 42 años que se quedó sin la posibilidad de mover el 95% de su cuerpo a causa de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad degenerativa incurable que afecta el sistema nervioso y la médula espinal, Paola fue diagnosticada con esta enfermedad en 2020.

Las personas que padecen ELA pierden progresivamente el movimiento de su cuerpo, con lo que se vuelven incapaces de comunicarse, comer, hablar y respirar, mientras su cerebro sigue funcionando.

En 2023, Paola decidió presentar una demanda contra el artículo 144 del código penal de Ecuador, donde se establecía que cualquier persona que ayudara a una persona con deseos de recibir la eutanasia sería penalizada hasta con 13 años de cárcel.

Después de meses de lucha, Paola logró que las autoridades de Ecuador despenalizaran la muerte asistida.

Las condiciones que puso la Corte para acceder a este derecho son: que los pacientes que lo soliciten enfrenten un padecimiento de intenso sufrimiento proveniente de una lesión corporal grave e irreversible o de una enfermedad grave e incurable.

Y que el paciente haya tomado su decisión de manera inequívoca, libre e informada, y en caso de que no pueda hacerlo, un representante pueda decidirlo.

Paola, quien ahora vive conectada a un respirador artificial, podrá ejercer este derecho después de una intensa lucha, y deja un precedente en su país para futuros casos como el suyo.

Además de hacer historia, Paola preparó una cápsula del tiempo para su hijo de 4 años con regalos, fotos y cartas para momentos especiales como sus cumpleaños, su graduación y su primera pareja.

En América Latina, la eutanasia es legal en Colombia. En Perú, la Corte Suprema autorizó en 2022 su aplicación para una mujer que sufre una enfermedad incurable, pero sigue estando penada en la legislación y este caso se considera como una excepción.

Fuente: BBC Mundo

Actualidad

error: Content is protected !!