Delivery, el ingrediente clave que se mantiene para el despegue gastronómico

166
Delivery, el ingrediente clave que se mantiene para el despegue gastronómico

Tras un 2021 que empezó con bajas, pero que poco a poco fue mejorando apoyado por la mayor flexibilización de medidas impartidas por el covid-19, el escenario para este año se muestra también retador para el sector de restaurantes, con medidas que se mantienen en cuanto a aforos, y que incluso retrocedieron con la nueva ola de contagios.

Pese a ello, el sector espera una recuperación, manteniendo el delivery como aliado de sus ventas.

Para José Luis Silva, representante de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes, en 2022, lo que más esperan desde el sector es que se retome la normalidad, y que los restaurantes puedan recibir en toda su capacidad al público, teniendo en cuenta los protocolos de seguridad.

No obstante, la nueva variante del covid (ómicron) es un reto. Si bien ahora no se ve de una manera fuerte la retracción, los primeros indicios de una desaceleración se empiezan a sentir, comenta Silva.

“Ello sumado a proyectos que se trabajan, más de corte populista que podrían impactar sobre todo en los pequeños restaurantes, al querer que los delivery formen parte de la planilla, siendo un servicio que es solo por horas”, explica.

Alcanzando niveles

Y es que a pesar que más personas han vuelto a los restaurantes, el delivery seguirá siendo parte importante de la oferta de los restaurantes, refiere Silva.

“Algunos restaurantes tienen su propio delivery porque hay gente que aún quiere permanecer en su casa, pero algunas personas por el tema de la variante prefieren pedir, y será una salvación para varias marcas”, señala Blanca Chávez, presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes (AHORA).

Si bien reconoce que el último año, se encaminaron a una recuperación, en el mes de diciembre se vieron impactados en un 25% con el toque de queda que se dio en los días festivos, sumado a la reducción de aforo; pero para este 2022 se muestran optimistas.

“Y si se maneja bien la nueva variante no habría problemas, lo que esperamos es que no se dé un cierre de locales”, sostiene Chávez tras indicar que al ser reconocidos como mejor destino del mundo en gastronomía no se ha tomado decisiones por parte del gobierno para que esto tenga más difusión, y así acelerar su recuperación.

Así, se espera que en 2022 lleguen a un 80% de las ventas del 2019. “Si el aforo lo bajan más, no podríamos lograr ese nivel”, anota Chávez.