Pueblos asháninkas y nomatsiguengas de Junín cultivan café bajo sombra

452
Pueblos asháninkas y nomatsiguengas de Junín cultivan café bajo sombra

En los bosques de Junín crece un café con aroma y acidez particulares que es producido por las comunidades indígenas asháninkas y nomatsiguengas del distrito de Pangoa, provincia de Satipo, bajo el acompañamiento técnico del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

El café bajo la sombra de los árboles del bosque es un producto de exportación, muy conocido en el mercado europeo y tiendas gourmet. Crece en el bosque amazónico, bajo la sombra de árboles como el tornillo (Cedrelinga cateniformis), la cumala (Virola sp.) y la moena (Nectandra reticulata). Uno de sus mejores atributos es que está libre de plagas y enfermedades.

El Programa Forestal del Serfor brinda asistencia técnica en la producción de café bajo sombra del bosque a 104 productores miembros de las comunidades nativas Etzoniari Alto Crotishari, Mencoriari y Shora, del distrito de Pangoa, en la provincia de Satipo.

Este sistema de producción evita la deforestación, mantiene los servicios ecosistémicos del bosque, protege la flora y fauna silvestre. Además, se produce orgánicamente, libre de pesticidas o fertilizantes químicos, destaca Fernando Canchanya, especialista en manejo forestal comunitario del Serfor.

“Cultivamos un café de alta calidad en baja altura. Lo hemos logrado gracias a un sistema de siembra bajo sombra que genera un microclima que favorece el crecimiento de nuestras plantas”, asevera Wilmer Mahuanca, jefe de la comunidad nativa Mencoari.

La producción de estas comunidades totaliza alrededor de 60 toneladas por año. Para exportación se cuenta con café verde, y las naciones europeas constituyen el principal mercado. En nuestro país se comercializa en las principales cafeterías y tiendas gourmet.

Fuente: Andina