Secuestran a 24 funcionarios en Loreto.

334

Un total de 24 funcionarios pertenecientes a la Comisión de Diálogo del Estado permanecen secuestrados por la comunidad indígena de Chapis, región Loreto. 

Esta medida fue tomada luego de que el primer ministro César Villanueva cancelara su visita al lugar el día de hoy, debido a las intensas lluvias y nubosidad en la zona.

A través de un comunicado, Petro-Perú informó que debido a desfavorables condiciones climáticas no se realizó la visita de trabajo del presidente del Consejo de Ministros, junto a su equipo de trabajo, a las comunidades de Chapis y Santa Rosa, en la región Loreto.

Esta visita tenía como objetivo sostener reuniones con dirigentes de las comunidades nativas de Chapis y Santa Rosa, para informar sobre los avances sectoriales en el distrito de Manseriche, y escuchar a las poblaciones locales. Asimismo, supervisar las campañas médicas y la entrega de agua y alimentos por parte de Petro-Perú a las familias de la zona.

Los miembros de la comunidad de Santa Rosa resultaron afectados tras un derrame de petróleo ocurrido el martes 1 de enero a la altura del kilómetro 323 del Oleoducto Norperuano, en el distrito de Manseriche.

En tanto, miembros de la comunidad de Chapis tomaron las instalaciones de la Estación 5 del Oleoducto Norperuano, ubicado en el distrito de Manseriche, el pasado 5 de diciembre. Luego de 12 días de negociación se consolidó el acuerdo mediante un acta suscrita. Ellos manifestaron que ríos, tierras y ellos mismos han sido víctimas del derrame de petróleo desde hace 40 años.

A través de un video, Villanueva indicó que la visita se reprogramó para el martes 22 de enero a fin de cumplir con las reuniones acordadas y pasar revista a los compromisos establecidos por el Estado con las comunidades nativas.

Por su parte, el viceministro de Gobernanza de la PCM, Raúl Molina, dijo que un dirigente de la comunidad de Chapis fue quien tomó esta decisión tras la cancelación de la visita de Villanueva y su comitiva. 

Además, detalló que además de los 24 funcionarios secuestrados, dos fiscales y cinco policías también estarían en la misma condición.

«Todo era un ambiente de fiesta por la visita del primer ministro, sin embargo, al parecer un dirigente no comprende el motivo de la cancelación de esta visita y exige que César Villanueva acuda hoy a Chapis», explicó Molina.

Añadió que estas acciones lo único que producen es retraso en el diálogo sostenido y constante que el Gobierno ha mantenido con esta comunidad y con muchas otras a fin de escuchar sus problemas y buscar una solución.

Fuente: El Comercio.