Terror que parecía eterno.

604

Llantos y gritos de terror reinaban en las calles por el movimiento telúrico que levantó a más de uno de sus camas y sumió en la total oscuridad a parte del norte del territorio.

Ocurrió a las 2:41 a.m. y su epicentro estuvo ubicado a 60 kilómetro al sur del distrito de Lagunas, provincia de Alto Amazonas, en Loreto. Así lo informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP), entidad que realizó dos actualizaciones y, en horas de la tarde, graduó el evento con la escala antes mencionada (en un inicio era de 7.2).

Parecía que nunca iba a terminar:

“Duró demasiado, parecía no tener fin. La gente está en las calles, no quieren volver a sus casas por temor”, declaró un lugareño desde San Martín, uno de los ocho departamentos que sufrió el alcance del sismo. Las primeras informaciones revelaron que la fuerte sacudida duró alrededor de 127 segundos—casi dos minutos—, generando zozobra en los afectados.

Al respecto, el jefe del IGP, Hernando Tavera, apuntó como causa de esa percepción a la profundidad del epicentro. En este caso de 135 kilómetros. “Las ondas sísmicas que llegan a lugares lejos del epicentro no son las mismas, pueden tener períodos más largos porque se atenúan. Probablemente, en Yurimaguas tuvo menor duración y en Lima más”, anotó.

Muere por caída de roca:

El coordinador del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), Ricardo Seijas, confirmó la muerte de un varón en el distrito de Huaranga, provincia de San Ignacio, en Cajamarca. “Una persona ha perdido la vida. Es lamentable, una roca se desprendió y cayó sobre su domicilio del centro poblado de Arenal”, precisó.

Según el balance actualizado al mediodía, la víctima fue identificada como Darío Muñoz Banda (48). Asimismo, se reportaron 11 heridos, 86 familias damnificadas, 74 familias afectadas, 88 viviendas declaradas inhabitables, seis colegios afectados, dos instituciones educativas inhabitables, así como dos centros de salud colapsados y cuatro afectados.

Carreteras destrozadas:

Pero eso no fueron los únicos estragos causados, ya que diversos tramos de las carreteras de al menos 6 regiones presentaron daños o terminaron bloqueadas por el desprendimiento de rocas. “Se han abierto las pistas. Estamos incomunicados”, comentó una persona desde el kilómetro 109 de la carretera que une Cajamarca y Cajabamba, en sector de Huañimba.

En una publicación, la Policía Nacional indicó que la vía penetración a Pedro Ruiz, que une Bagua y Chachapoyas, también terminó bloqueada a la altura de los kilómetros 30,36 y 38. Similar panorama ocurrió en el kilómetro 547 de la carretera Fernando Belaunde Terry, que une Tarapoto y Yurimaguas, entre otras carreteras.

Viviendas y monumentos:

El informe del COEN detalla, además, de dos locales públicos afectados y dos templos. En una muestra del alto nivel de destrozos, usuarios de redes sociales alertaron sobre la caída del muro posterior de la iglesia Santa Cruz, en la provincia de Alto Amazonas. Al cierre de la presente edición, le número de predios desplomados seguía en aumento.

Fuente: Exitosa Noticias