10 consejos para ser empleado y emprendedor a la vez

263
10 consejos para ser empleado y emprendedor a la vez

La incertidumbre del clima político y económico, la inflación y la subida de los precios hace que el 25% de los peruanos haya iniciado un emprendimiento según el último estudio de Ipsos Perú.

Si has pensado en emprender para complementar tu presupuesto sin dejar tu trabajo actual, tendrás que considerar algunos principios para contar con las claves del éxito.

Datos a considerar:

  • Según el Global Entrepreneurship Monitor, el Perú se sitúa en los primeros lugares por su capacidad emprendedora.
  • Sin embargo, según el Foro Económico Mundial, en el Perú, ocho de cada diez emprendimientos fracasan antes de los cinco años.

Estas cifras no son optimistas y podrían frenar a cualquiera para emprender, sin embargo, si consideras lograr tu propósito, te recomiendo prestar mucha atención a los siguientes consejos. Con lápiz y hoja en mano, inicia desde ya tu plan para emprender con este paso a paso.

1. Analiza tu situación

Antes de iniciar un emprendimiento en paralelo a tu trabajo, revisa si las políticas internas de tu empleador te lo permiten. Es importante saber que cualquier emprendimiento que sea del mismo giro de negocio que tu empleador actual podría ser considerado como competencia desleal y si se trata de ofrecer servicios complementarios, asegúrate de que no exista conflicto de interés. Las reglas del juego deben ser claras para no poner en riesgo tu fuente actual de ingresos.

2. Tiempo

Calcula cuánto tiempo dispones para una actividad en paralelo. La gestión del tiempo y energía es clave para poder idear una posibilidad de emprendimiento.

3. Ingresos

Determina objetivos claros y concretos de cuánto deseas ganar como mínimo después de impuestos para

4. Inversión

Todo emprendimiento requiere de inversión. Ya sea en el costo de producción, distribución o de marketing, es importante que consideres desde el inicio tu capacidad económica. Si posees ahorros, o cuentas con el retiro de tu AFP programada, serán fuentes de financiamiento personal importantes. Si tu capacidad de financiamiento personal es muy baja, deberás entonces pensar en hacer un emprendimiento con socios en función de tu idea de negocio. Cualquier sea el caso, no te endeudes antes de validar que tu idea pueda tener éxito.

5. Diseña tu idea

Existen tantas posibilidades como tu talento te lo puede permitir. Desde servicios, consultorías, vetas online entre otros, asegúrate de entender bien el público al cuál puedas llegar rápidamente. Recuerda que tu circulo primario no es tu público ideal y que debes de pensar desde un inicio en la sostenibilidad de tu emprendimiento en el tiempo.

Para diseñar tu idea, configura una línea de proceso de la experiencia que vas a brindar. Desde la plaza y canales en los cuáles vas a promover tu emprendimiento, la compra, la entrega y hasta la post venta. En cada uno de estos bloques, determina los costos asociados. Adicionalmente, ten en consideración los costos directos e indirectos como gastos de transferencias, proveedores y marketing.

6. Investiga la competencia

En la mente del consumidor, no existe tal cosa como una propuesta única y siempre te compararán con otras propuestas similares. Investiga la categoría en la cual te sitúas y las propuestas que existen actualmente. Con estas consideraciones afina tu diseño de idea hasta obtener una propuesta que se diferencia en el mercado.

7. Socios

Evalúa si tu emprendimiento requiere de socios, inversionista o de proveedores. Muchas veces confundimos esas necesidades y asociamos a personas que podrían calzar como inversionistas o proveedores. Considera que muchas veces escogemos socios mucho más por el miedo de emprender solos que por las capacidades que entregarán cada uno. Si consideras a socios, sé muy explícito en descubrir cuáles van a ser los roles y compromisos de cada uno, a su vez evalúa su capacidad de profesional además de su ética.

8. Testea el mercado

No todos los planes serán perfectos, en el camino tendrás ajustes que ir haciendo conforme recibas retroalimentación de tus clientes. Inicia con un prototipo antes de lanzarte en una inversión completa. Es mejor ir conociendo la receptividad del cliente y ajustarte a los cambios que desea el mercado.

9. Contabilidad:

Sé muy riguroso en los pagos de obligaciones, contrata un contador de confianza que pueda hacerte las declaraciones y ayudarte con la planificación de los pagos. Gran parte de los emprendimientos que fracasan también se debe a los incumplimientos frente a la Sunat y pagos a proveedores.

10. Capacidades:

Para poder emprender con éxito, es necesario que sepas cuáles son tus debilidades en términos de competencias. Evalúa tomar cursos específicos sobre las áreas que impulsarán tu negocio. Haz networking, consulta a expertos y ama tu proyecto para no tirar la toalla frente al primer desafío.