Arqueólogos analizan alimentación de antiguos peruanos

186
Arqueólogos analizan alimentación de antiguos peruanos

En el área de influencia de la Ciudad Sagrada de Caral hay vestigios de ocupaciones que no corresponden a la época de esta civilización. Uno de ellos es una zona de entierros de 500 años antes de Cristo, que coincide con la decadencia de la cultura Chavín.

Por el buen estado de los restos humanos hallados, se realizaron pruebas con los dientes a cargo del arqueólogo Luis Pezo. Los resultados arrojaron información valiosa sobre el comportamiento de los habitantes de esta zona, como, por ejemplo, la edad del destete.

Este dato no es menor, pues indica cómo era el manejo de los recursos. Según el especialista, la comunidad que usaba esa zona para sus entierros dejaban de recibir leche materna a los 2 años y medio. Indicó que en sociedades de recolectores y cazadores nómades prehistóricos lo usual es 4 años, y que en la actualidad en las zonas urbanas es un año.

Esto se debe, según Pezo, a que en las ciudades de hoy es más difícil mantener con la lactancia sin afectar la vida laboral de la madre, mientras que en sociedades poco desarrolladas, al haber menos disponibilidad de alimento, preferían amamantar a los hijos.

Esto se revela mediante el estudio del esmalte de los dientes. “Los huesos son una fuente de información inmensa”, afirmó el especialista.

Un hecho más que acompaña a la lactancia, es que cuanto más se prolongue, se espacian más los hijos; pero Pezo encontró en su investigación un hecho que no encajaba con este presupuesto.

De acuerdo con él, en este cementerio se hallaron varios infantes, por lo que estadísticamente significaría que no había tal distanciamiento entre un parto y otro.

La explicación que ensaya el arqueólogo es que el comportamiento de este grupo humano sería similar al que se da en la actualidad en las zonas rurales en los Andes.

Una hipótesis que baraja Pezo para explicar este hecho es que la edad del destete en estos casos es por temas culturales.

Fuente: Andina