Efemérides: Celebración del día de la Enfermera Peruana en reconocimiento a su esencial labor

42,653FansMe gusta
4,642SeguidoresSeguir
456SeguidoresSeguir

En el Día de la Enfermera Peruana, se honra el compromiso y sacrificio de estos profesionales en la promoción del bienestar y la atención médica de calidad

Desde 1955, cada 30 de agosto, el Perú conmemora el Día de la Enfermera Peruana, una fecha que rinde homenaje a su labor esencial, mostrando una vocación excepcional de servicio al prójimo.

Esta efemérides guarda una conexión especial con Santa Rosa de Lima, la Patrona del Perú, América y Filipinas, quien también es la patrona de las enfermeras peruanas debido a su devoción y dedicación al cuidado de los enfermos durante su vida.

Santa Rosa de Lima, cuyo nombre de nacimiento fue Isabel Flores de Oliva, demostró un profundo compromiso con el bienestar de los demás y una devoción por el cuidado de los enfermos. En su honor, el 30 de agosto se celebra esta jornada de reconocimiento a la enfermería en el país.

El campo de la Enfermería en el Perú ha evolucionado a lo largo del tiempo, pasando de prácticas empíricas dentro de los hogares a una profesión en constante crecimiento y desarrollo. Según cifras institucionales del Colegio de Enfermeros del Perú del año 2018, el 90% de los profesionales en este campo son mujeres, lo que refleja una larga tradición de cuidado y atención al prójimo que históricamente ha recaído en manos de mujeres en el ámbito familiar.

El proceso de profesionalización de la Enfermería comenzó en octubre de 1907 con la fundación de la Casa de Salud de Bellavista en el Callao, bajo la dirección de Louise Kurath, quien había sido discípula de la enfermera británica Florence Nightingale.

Esta institución marcó el inicio de una etapa de profesionalización en la Enfermería peruana. Posteriormente, en 1942, surgieron las primeras escuelas de Enfermería en hospitales como el Daniel Alcides Carrión y el Arzobispo Loayza.

Un hito importante en la consolidación de la Enfermería como profesión en el Perú fue la aprobación de un decreto supremo en 1947, durante la presidencia de José Bustamante y Rivero. Este decreto estableció estatutos para unificar la currícula de todas las escuelas de enfermería a nivel nacional, contando con el respaldo de organizaciones como la OPS, la OMS y la Fundación Rockefeller.

La devoción y compromiso de Santa Rosa de Lima con el cuidado de los enfermos sigue siendo una inspiración para quienes se dedican a la Enfermería en el Perú. Su legado y su influencia en la historia de la Enfermería son recordados con gratitud cada 30 de agosto, día en el que los fieles también visitan la iglesia y el convento construidos en su honor para rendir homenaje y dejar sus deseos en el pozo de los deseos.

Actualidad

error: Content is protected !!