Gobierno impulsará el programa «Hambre cero»

225
Gobierno impulsará el programa

Una de las brechas más importantes por cerrar en el país es el acceso permanente de las personas a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos y preferencias nutricionales. La propuesta gubernamental de impulsar el programa Hambre Cero tiene como objetivo reforzar esas herramientas de seguridad alimentaria y así acabar con este problema estructural.

Para diseñar la estrategia, el Poder Ejecutivo convocará al Acuerdo Nacional y al Congreso de la República a fin de delinear las políticas agrícolas respectivas. Mientras se trabaja este enfoque, el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma prosigue la labor de comprar y entregar, de manera excepcional, alimentos a personas en situación de vulnerabilidad en el ámbito nacional, mientras dure el estado de emergencia nacional para evitar la propagación del covid-19.

En esa coyuntura, el programa ha entregado hasta la fecha 119,980 toneladas de alimentos inocuos y de calidad para el consumo de más de 5 millones de usuarios. De este total, 107,850 toneladas corresponden a la atención del servicio alimentario para más de 4 millones de escolares de 64,541 instituciones educativas públicas en todo el territorio nacional; mientras que 12,130 toneladas de alimentos fueron destinadas al consumo de un millón 316,756 personas en situación de vulnerabilidad en el país.

Los alimentos que se entregan son elaborados tomando como base especificaciones técnicas exigidas por la autoridad sanitaria y el programa, en consonancia con la Ley de Alimentación Saludable, de tal forma que están libres de octógonos. Es decir, no superan los límites fijados para azúcares y grasas.

Otro punto fundamental es la continuidad del servicio alimentario durante el presente año escolar, que llega a zonas tan alejadas como, por ejemplo, el centro poblado Yomibato, distrito de Fitzcarrald, en Madre de Dios. Para tal fin se mantiene una articulación interinstitucional permanente con el Ministerio de Educación y los gobiernos regionales.

Ahora, los comités de alimentación escolar, mediante el modelo de cogestión de Qali Warma, son los encargados de distribuir los alimentos de manera directa a los padres de familia para que estos los preparen en sus hogares y sean consumidos por los escolares.

Antes de la pandemia, los alimentos se preparaban y servían en las escuelas. Este trabajo articulado permite garantizar el servicio alimentario escolar desde el primer día de clases del próximo año, pues se trabaja de manera intensa en el Proceso de Compras 2021, que se llevará a cabo en el último trimestre de este año, de manera descentralizada y por medio de 116 comités de compra.

Con estas acciones, el Gobierno tendrá aportes para que los escolares ejerzan su derecho a una alimentación saludable, a la par de contribuir a la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables en situación de emergencia debido a la pandemia del nuevo coronavirus.