Perú, Chile y México enfrentarán crisis de estrés hídrico, según informe del BID

El informe proyecta que para 2040, Perú, Chile, México, República Dominicana y Argentina serán los más afectados por el estrés hídrico

En un informe reciente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se revela que Perú, Chile y México encabezan la lista de países más afectados por el estrés hídrico en América Latina y el Caribe (ALC), el cual se agrava al considerar que más del 80% de la demanda de agua en estas naciones supera los recursos disponibles.

Según el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), aproximadamente el 15% del territorio de la región y el 35% de su población están ubicados en zonas con niveles de estrés hídrico que van de moderados a extremos.

Esta preocupante situación será el foco de discusión en el XV Foro Iberoamericano de Regulación (FIAR), el cual se llevará a cabo el 29 de noviembre en Lima, organizado por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), reuniendo a representantes de 18 países que conforman el bloque de reguladores de Latinoamérica, el Caribe y Portugal.

El informe del BID también proyecta que, para el año 2040, países como Perú, Chile, México, República Dominicana y Argentina serán los más afectados por el estrés hídrico.

Además, se estima que el 43% de la población de ALC estará viviendo en zonas con niveles de estrés hídrico moderado a extremo para ese año.

FENÓMENO EL NIÑO: Desafíos adicionales en el horizonte

En la región andina, se prevé que el Fenómeno El Niño (FEN) tenga dos posibles efectos: intensas lluvias o déficit de estas.

En Perú y Bolivia, se anticipa la posibilidad de escenarios mixtos en diferentes regiones, mientras que en Ecuador se espera principalmente lluvias intensas. Por otro lado, Colombia y Venezuela podrían enfrentar déficits hídricos, según experiencias pasadas del FEN.

Recordando el impacto devastador del FEN en 2017, especialmente en Perú, Ecuador y Colombia, donde se registraron pérdidas económicas significativas, es imperativo abordar los riesgos asociados con este fenómeno climático.

En Perú, las pérdidas alcanzaron los US$ 3,100 millones, equivalentes al 1.6% de su PBI, afectando principalmente la agricultura, la pesca, la manufactura primaria y la construcción.

Colombia, por su parte, enfrentó inflación, especialmente en alimentos, debido a la disminución en la producción agropecuaria causada por el aumento de las temperaturas y las reducciones en los cultivos.

Actualidad

error: Content is protected !!